La Policía Nacional ha detenido al senegalés de, de 33 años de edad. | A. Sepúlveda

Le pagó cinco euros. Y luego se los robó. La Policía Nacional ha detenido a un ciudadano senegalés de 33 años que contrató los servicios de una prostituta en la Porta de Sant Antoni y tras mantener relaciones la atracó.

Los hechos ocurrieron a las dos de la madrugada del pasado viernes, cuando el africano acudió a ese enclave palmesano, próximo a las Avenidas, y contactó con una mujer que hacía la calle.

Cinco euros

Acordaron que por cinco euros mantendrían relaciones sexuales y ambos se marcharon a una calle próxima a la calle Sindicato, y tuvieron el contacto en plena calle, entre unos coches. Cuando acabaron, el subsahariano le pidió otro servicio y la señora le explicó que, en ese caso, debía abonarle otros diez euros.

Sin embargo, al cliente no le gustó la idea y le cogió con fuerza por el cuello, robándole los cinco que le había entregado inicialmente. Acto seguido, se dio a la fuga corriendo, pero perdió uno de sus zapatos. La prostituta pidió ayuda a una compañera que se encontraba por las inmediaciones y entre ambas iniciaron la persecución del varón, mientras gritaban para alertar a los vecinos o viandantes.

Al final, una patrulla del 091 consiguió interceptar al africano, que fue arrestado por un delito de robo con violencia. Los agentes tomaron declaración a la mujer, que reconoció sin género de dudas al sospechoso. El acusado fue trasladado a las dependencias policiales y fue cacheado en busca del billete que había sustraído a la mujer. En breve será puesto a disposición judicial en Vía Alemania.