La Guardia Civil, la Policía Nacional y Salvamento Marítimo acudieron a la Bahía de Palma para investigar el hallazgo. | A. Sepúlveda

7

La Policía Judicial de la Guardia Civil está tratando de identificar el cadáver de la mujer que apareció este lunes flotando a una milla de Can Pastilla y que llevaba puesto un traje de neopreno.

Este martes por la mañana está previsto que se le practique la autopsia, aunque el avanzado estado de descomposición en el que se encontraba dificultará el examen forense.

Los agentes barajan distintas posibilidades, incluso que el cuerpo se ahogara en otro país del Mediterráneo y las corrientes lo arrastraran hasta Mallorca.

A las cinco de la tarde de este lunes, una llamada de los ocupantes de una embarcación alertó de un bulto flotando en el agua, que todo apuntaba a que se trataba de un cuerpo sin vida.

La Guardia Civil, Salvamento Marítimo y la Policía Nacional, así como un helicóptero, montaron un dispositivo de emergencia y finalmente fue la Benemérita quién extrajo el cadáver del agua y lo llevó al club náutico.

A simple vista no se apreciaban señales de violencia, pero la mujer llevaba bastante tiempo en el agua. El traje de neopreno puede ser una pista clave para aclarar de quién se trata.

La Policía Judicial y un forense examinaron los restos y determinaron que la mujer era de mediana edad. En principio, en Mallorca no hay constancia de desaparecidas que realizaran snorkel o submarinismo con traje de neopreno. De ahí que se sospeche que las corrientes la han arrastrado desde