Los hechos se produjeron la noche del 12 de agosto del año pasado en las instalaciones de la cárcel vieja de Palma.. | P. Pellicer

3

La mujer que apuñaló por la espalda con un cuchillo de 19 centímetros de hoja a su pareja sentimental en la cárcel vieja de Palma, la noche del 12 de agosto de 2020, se enfrenta a una pena de nueve años de prisión. La Fiscalía le considera autora de un delito de homicidio en grado de tentativa. Desde el día después del suceso se encuentra encarcelada de manera preventiva a la espera de juicio.

La vista por los hechos está prevista que se celebre a finales de año en la Audiencia Provincial de Palma. Además de la pena de prisión, la mujer, de 30 años y nacionalidad española, tendrá que indemnizar a la víctima en la cantidad de 1.195 euros por los perjuicios morales ocasionados.

Discusión

El suceso, tal y como relata el Ministerio Público en su escrito de acusación, tuvo lugar a las 22.40 horas del 12 de agosto. La acusada, una amiga de esta y la víctima mantuvieron una discusión en las instalaciones de la cárcel vieja de Palma, donde, junto a otras personas, pernoctaban.

El hombre, de 38 años, pretendía que la amiga de su novia se marchara de allí. Y para ello la agarró del brazo, a medida que crecía la tensión. De repente la imputada se abalanzó sobre su pareja y con un cuchillo de cocina de 19 centímetros de hoja le asestó una puñalada en la espalda que le provocó una herida en la zona paravertebral dorsal izquierda.
Tras el incidente, el perjudicado fue trasladado por una ambulancia medicalizada hasta el hospital de Son Espases, donde fue atendido. El hombre tardó un mes para recuperarse plenamente de las heridas.

Varias patrullas de la policía acudieron a la prisión vieja de la capital balear para arrestar a la presunta agresora, que tras el suceso fue ingresada en área de Psiquiatría de Son Espases. Al día siguiente, y tras pasar por el juzgado de guardia, fue enviada a la cárcel, donde se encuentra actualmente a la espera de juicio. Su turno le llegará, salvo contratiempo, a finales de este año en la Audiencia.

La amiga de la agresora acabó también detenida días después por la policía

Una confesión espontánea de la presunta autora de la agresión a los agentes de la Policía Local tras ser arrestada puso en alerta a los investigadores. «He urdido un plan para matar a mi pareja», les dijo. Por ello las pesquisas, y tras tomar declaración a la víctima, llevaron a los policías hasta a la amiga de la detenida, que habría formado parte del plan para acabar con la vida del hombre. Por ello, menos de una semana después del incidente en la cárcel vieja, la amiga de la principal acusada, de 45 años, también fue arrestada por la policía. Esta acusada de presuntamente haber colaborado con la acusada principal.