Policías nacionales accediendo al hospital donde permanece el detenido en la UCI. | Redacción Sucesos

14

La investigación sobre el tiroteo de Manacor, a falta de confirmación oficial, considera «justificada» la actuación policial. Agentes del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía avanzan con la investigación del grave incidente registrado el pasado miércoles, a las 17.30 horas, en una casa de campo ubicada en la carretera hacia Porto Cristo.

Según fuentes próximas al caso a las que ha tenido acceso Ultima Hora, varias llamadas alertaron a los equipos de emergencia de la presencia de un hombre, de unos 37 años, que había ingerido una gran cantidad de pastillas y presentaba un cuadro nervioso y agresivo. Por ese motivo, varias dotaciones policiales acudieron para dar cobertura al personal sanitario de una ambulancia del SAMU-061.

Noticias relacionadas

A su llegada, las técnicas de la ambulancia accedieron a la vivienda en primer lugar para rebajar la tensión. Acto seguido, el suicida salió del portal con su actual pareja cogida del cuello y con un cuchillo en la mano. Todo ello mientras la mujer no dejaba de gritar y pedir auxilio gritando: «Me quiere matar».

En un momento dado, el sospechoso, que estaba muy alterado y nervioso, se tropezó y la pareja consiguió zafarse y alejarse de él. A partir de ese instante, se vivieron momentos de gran tensión y confusión. El hombre, cuchillo en mano, se abalanzó a la carrera contra una técnica sanitaria del SAMU-061 y un agente de la Policía Local de Manacor. Ambos trataron de retroceder, pero toparon contra una pared resultando imposible al agente sacar la defensa. Cuando ambos estaban a punto de ser atacados, los compañeros gritaron en varias ocasiones al suicida que tirara el cuchillo. Ante el peligro real e inminente de que el suicida acabara con la vida del policía y de la sanitaria, los agentes abrieron fuego. Tres de los impactos de bala alcanzaron al sospechoso; dos en la pierna y un tercero en el abdomen.

En un primer momento, el acusado fue operado en el hospital de Manacor, pero debido a la gravedad de uno de los disparos, finalmente, fue trasladado de urgencia hasta el hospital de Son Espases donde fue intervenido quirúrgicamente con éxito. En este momento permanece ingresado, en calidad de detenido, en la Unidad de Cuidados Intensivos. El arrestado está acusado de un delito de atentado contra agentes de la autoridad.

Punto de vista

Critican que los agentes llevan tres años sin ningún tipo de formación

Vox criticó este jueves el «abandono formativo» que sufre el cuerpo de Policía Local de Manacor desde la llegada del alcalde del municipio, Miquel Oliver, hace tres años. Así se expresó el coordinador de Vox en Manacor, Javier Fernández Puerto, tras la intervención del pasado miércoles. «El hombre dijo que se iba a suicidar, atacó a su pareja y después a una enfermera y a los agentes, que se vieron obligados a incapacitarlo con disparos a las piernas», explicaron desde Vox. Algunos agentes también han criticado con dureza la falta de formación.