Los dos acusados, en una sala de lo Penal de Vía Alemania, en Palma. | Juan P. Martínez

4

Dos jóvenes, de nacionalidad china, reconocieron este lunes en un juzgado de lo Penal de Palma haber agredido a un compatriota en un restaurante oriental de la calle Francesc Manuel de los Herreros de Ciutat la tarde del 19 de julio del año pasado.

Ambos, de 22 y 23 años, se declararon culpables de un delito de lesiones y aceptaron el pago de una multa de 540 euros. Antes de la vista consignaron 6.000 euros en favor de la víctima y esto fue apreciado como atenuante de reparación del daño por el fiscal.

Los hechos se remontan a las 20.30 horas del 19 de julio. Los dos imputados acudieron a un restaurante chino de Palma y, una vez dentro y sin mediar palabra, agredieron a un compatriota en la cara, llegando a utilizar durante los repetidos golpes un cenicero.

A consecuencia de los continuos ataques, el perjudicado sufrió abrasiones, un edema y una fractura del suelo de la órbita del ojo derecho, que le obligó a pasar por el quirófano. El perjudicado estuvo más de dos meses para sanar de sus heridas y le han quedado secuelas.

Inicialmente la Fiscalía pedía para cada uno de los procesados un año de prisión por un delito de lesiones. Su defensa alcanzó un acuerdo con el representante del ministerio fiscal y con la acusación particular para ver rebajada la pena hasta una multa.