La Policía Local de Palma consiguió disolver la multitudinaria pelea. | A. Sepúlveda

15

Agentes de la Policía Local de Palma detuvieron la tarde de este domingo a tres personas, dos marroquíes y un colombiano, por participar en una violenta pelea en Son Gotleu y en la que llegaron a congregarse medio centenar de personas. A los arrestados se les intervino una banqueta de madera, una rama de árbol, un pincho de kebab y un palo de casi dos metros.

El suceso tuvo lugar minutos antes de las 20.00 horas en el Passatge Pico Teide. Una patrulla del GAP (Grupo de Acción Preventiva) que se encontraba por la zona observaron a una cincuentena de personas agrediéndose en la calle. La versión sobre lo ocurrido varía en función de quién explica los hechos.

Un joven, nacido en Colombia, relató a los agentes que se encontraba sentado en una terraza de un bar cuando de repente un coche que estaba aparcando cerca le golpeó. Y ahí se inició una discusión que acabó con medio centenar de jóvenes implicados.

Por su parte, los ocupantes del vehículo, marroquíes, expusieron que todo comenzó cuando los colombianos les recriminaron que aparcaran en ese sitio, ya que lo tenían reservado. Al bajarse del vehículo empezaron a empujarse y empezó la riña, que sumó efectivos por parte de los dos bandos.

Los implicados, divididos en dos bandos, se golpearon con todo lo que encontraban a su paso. Y si era necesario acudían a los locales cercanos a por objetos. Uno de los policías se topó con un joven que portaba en las manos una banqueta de madera y con la que tenía intención de golpear a un adversario. Además los agentes requisaron un palo de madera de casi dos metros y una rama de árbol, también empleada para agredirse.

Cuando los agentes parecían que habían disuelto el tumulto, observaron un nuevo conato de pelea en el que uno de los contendientes esgrimió un pincho de kebab. Más patrullas se personaron en el lugar y, no sin complicaciones, lograron disolver la pelea. Varias personas resultaron con lesiones a consecuencia de los golpes con los objetos contundentes empleados.

Finalmente el incidente acabó con tres detenidos, dos marroquíes de 35 y 54 años y un colombiano de 26. Todos ellos están acusados de un delito de lesiones, riña tumultuaria y resistencia.