Se han disparado los accidentes de patinetes en Mallorca. | Redacción Sucesos

72

Continúan los accidentes con patinetes eléctricos en Palma. En la medianoche de este sábado, pocas horas después de que un hombre resultara herido grave en la calle Joan Alcover, un patinete y una bici eléctrica chocaron en el Paseo Marítimo, con el resultado de un herido grave y otro leve.

El accidente ocurrió en el carril bici, en un tramo en curva y con cambio de rasante, considerado un punto negro. Dos bicicletas circulaban juntas y uno de ellos era un joven de unos 15 años. De repente, se estrelló contra ellos un hombre de unos 35 años que trabajaba en un negocio de las inmediaciones y acababa de salir de trabajar y volvía a casa.

Los dos varones chocaron cabeza contra cabeza, a una velocidad considerable, y quedaron tendidos sobre la calzada. Justo al lado se había montado un control de la Policía Local de Palma, y no se descarta que las víctimas se despistaran al ver las luces de los agentes.

Sea como fuere, el que se llevó la peor parte fue el trabajador que iba en patinete, que sufrió una triple fractura facial y fue trasladado a la clínica Juaneda en estado grave. Ha tenido que ser intervenido y permanece hospitalizado.

El menor de la bici, por su parte, apenas sufrió lesiones y no fue necesario que quedara hospitalizado. Los agentes que estaban en el control próximo fueron los primeros en prestar auxilio a los heridos y después llegaron varias ambulancias y los médicos se hicieron cargo de las víctimas. De momento no ha trascendido si la culpa fue del patinete eléctrico o de la bici también eléctrica.

Esta misma semana, también en el Paseo Marítimo, a la altura del número 20, otro conductor de un patinete se estrelló y cayó de cabeza, destrozándose la boca.

Preocupación por el aumento de accidentes

Desde la Policía Local de Palma han mostrado su preocupación por el vertiginoso aumento de los accidentes con patinetes eléctricos. «Son vehículos que pueden ser peligrosos porque las ruedas son muy pequeñas y al mínimo cambio de rasante o bache pierden el control», contó uno de los mandos.