Los agentes municipales tuvieron que saltar una pared para entrar en la casa. | Redacción Sucesos

4

La Policía Judicial de la Guardia Civil está investigando la aparición del cadáver de una mujer en una casa de sa Pobla.

La víctima, de 63 años, parece ser que se cayó en el baño, junto a la bañera, hace más de una semana y el fuerte hedor alertó a los vecinos, que llamaron a la Policía Local.

Los agentes municipales saltaron a través de la pared de un vecino y registraron la vivienda: en la planta de abajo no descubrieron nada extraño, pero cuando subieron al piso superior el olor era tan intenso que tuvieron que ir al coche patrulla para buscar un equipo de oxígeno.

Al regresar, en el baño, descubrieron el cadáver en descomposición de una mujer, que al parecer cayó accidentalmente y se golpeó en el cuello.

Los investigadores estiman que, al menos, llevaba una semana sin vida. En las próximas horas está previsto que se le practique la autopsia.