El acusado, este martes, en una sala de lo Penal de Vía Alemania, en Palma. | J.P.M.

2

La sala de lo Penal número 5 acogió este miércoles el juicio contra un hombre por abusos sexuales a la hija de 16 años de su pareja en el domicilio que ambos compartían en Campanet. En la vista la denunciante explicó a la juez lo que presuntamente ocurrió el 19 de junio de 2020.

«Estaba en el sofá, mi madre me llamaba para que me despertara, y él -refiriéndose al acusado- se tiró encima mía. Me dio besos por el cuello y un cachetazo en el culo», explicó la chica, que ya es mayor de edad. Y añadió que «me sentí rara, una cosa es un abrazo y otra que me dé una palmada en el culo». La madre de la perjudicada, que declaró como testigo, confirmó lo expuesto por su hija y que días después ambas abandonaron el domicilio.

El acusado, asistido por la abogada Esther Jiménez, negó lo ocurrido. Afirmó que le dio un beso, como pareja de su madre, y nada más. «Aún no sé por qué me denunció», se lamentó el hombre, de nacionalidad española. Asimismo relató que después del presunto abuso la joven siguió yendo a casa. «Venía jueves, viernes, sábado y domingo y también después de lo del sofá», subrayó.

Noticias relacionadas

La Fiscalía pide para él una multa de 13.200 euros y una orden de alejamiento. El juicio quedó visto para sentencia.