Agentes de la Policía Nacional detuvieron al agresor.  | A. Sepúlveda

1

La Policía Nacional ha detenido a un hombre por romper dos dientes a otro de varios puñetazos en una fiesta celebrada en un piso de Palma. Los hechos tuvieron lugar el pasado domingo por la noche.

El individuo, de origen dominicano, acudió a una fiesta en el domicilio de su jefe y estuvieron bebiendo alcohol en la terraza. El propietario de la vivienda discutió con su mujer y los asistentes, según fuentes policiales, empezaron a agredir al hombre.

El ahora detenido intentó defenderle y propinó diversos puñetazos a uno de los presentes al que rompió dos dientes. En el descansillo del piso le empezaron a golpear y el hombre cogió un cuchillo de 19 centímetros de hoja para defenderse y huir del lugar.

Agentes de la Policía Nacional recibieron el aviso de que se estaba produciendo una pelea en el piso y acudieron de inmediato. La víctima explicó que el agresor le dio varios puñetazos en el rostro y que trató de clavarle un cuchillo. Al intentar arrebatárselo sufrió cortes en las manos.

Los policías encontraron al arrestado en una calle próxima al piso de su jefe y le pidieron que se deshiciera del arma. Uno de los agentes tuvo que sacar la pistola porque el hombre no obedecía y, finalmente, lanzó el cuchillo debajo de un coche. El sospechoso quedó detenido y fue puesto en libertad con una orden de protección sobre la víctima.