Imágenes de la concentración. | Youtube Última Hora

24

«IMAS, traidor, defiende al menor. No os llevéis engaños, el IMAS es un apaño». Con estas proclamas algo más de medio centenar de personas se concentraron este domingo frente a las puertas del Institut Mallorquí d’Afers Socials para protestar por la «nefasta y sectaria» forma de proceder de la institución.

Convocados por Cristina, una madre de dos hijas mellizas de 7 años, la cual denuncia que sus pequeñas han sido entregadas a su padre, acusado por un presunto delito de abuso sexual sobre las menores.

«Cuando mis hijas tenían 4 años contaron a los técnicos que habían sido tocadas y abusadas por su padre. Desde los cuatro años hasta los siete, su relato de hechos es exactamente el mismo. Estos datos objetivos figuran en los informes de la institución, pero nadie hace nada. Es más, el propio informe que emite el IMAS reconocen no haber recibido ninguna formación sobre cómo tratar estos problemas de abusos sexuales o explotación sexual, pero por el contrario se atreven a certificar que los niños son instrumentalizados y manipulados por madres perversas», añade Cristina.

Desde el pasado 4 de mayo, los técnicos insulares han prohibido que Cristina vea a sus hijas, que pueda contactar con ellas o recibir ningún tipo de información sobre ellas.

«Estando a día de hoy abierto un procedimiento penal por supuestos abusos sexuales contra su padre han decidido autorizarlo para que las pequeñas puedan pernoctar y hacerse cargo de las mismas. Esto es muy injusto», concluye Cristina.

En la concentración, que se celebró con presencia policial y sin ningún incidente, se corearon proclamas contra el Institut Mallorquí d’Afers Socials y sus dirigentes. Cristina, arropada por un gran número de afectados y asociaciones, ha decidido iniciar una cruzada contra el IMAS en los medios de comunicación y también en los juzgados. De hecho, los abogados de Cristina han interpuesto una denuncia judicial contra los técnicos que llevan su caso.