Agentes de la Guardia Civil realizaron batidas por la zona y localizaron al ladrón. | Redacción Sucesos

3

No pasará a la historia como el ladrón más avispado. Agentes de la Guardia Civil han detenido a un hombre, de 47 años y nacionalidad española, acusado de robar en un establecimiento comercial de Lloseta.

Tras tener conocimiento de la activación de la alarma de un comercio, una patrulla de la Guardia Civil se desplazó hasta el lugar para comprobar la incidencia. Una vez allí, comprobaron que habían forzado la entrada y sustraído la caja registradora.

Los agentes iniciaron una batida por la zona y, en las inmediaciones de la estación del tren, observaron a una persona sospechosa que mostró cierto nerviosismo al ver a los guardias. Al registrar sus pertenencias hallaron dinero en efectivo que coincidía plenamente con lo que debía haber en la caja del comercio asaltado. Además, junto al sospechoso localizaron la caja registradora y la palanca usada para forzar la entrada.

Tras su detención y realizadas las gestiones correspondientes por parte de los funcionarios policiales, se le atribuye un segundo robo con fuerza en grado de tentativa en la misma localidad, al forzar y causar daños para acceder al interior de otro comercio, en esta ocasión sin lograr acceder al interior.