El suceso tuvo lugar la noche del 30 al 31 de julio del año 2019. | T. Riera

10

Dos hombres se enfrentan a penas que suman siete años y medio de prisión por robar en el chiringuito ilegal de Cala Varques y, además, agredir al propietario cuando acudió al lugar tras ser avisado por un familiar de lo que había ocurrido. El suceso se remonta a finales de julio de 2019.

Los imputados, españoles de 31 años, responderán próximamente ante la jueza en un juzgado de lo Penal de Vía Alemania, en Palma.

El robo que precedió a la agresión se produjo la noche del 30 al 31 de julio. La Fiscalía sostiene en su escrito de acusación que los dos procesados se dirigieron a la playa de Cala Varques, en Manacor, y rajaron uno de los costados del chiringuito, entraron en él y cogieron varios arcones con enseres y bebidas.

Después, sobre las 7.00, el cuñado del dueño avisó a la Policía Nacional y esta recuperó los efectos y se los entregó al propietario. Pero los ladrones se quedaron en las inmediaciones del chiringuito. Cuando los agentes se marcharon, uno de los sospechosos del robo y el propietario empezaron a discutir y ese intercambio de palabras acabó con un puñetazo en la cara de uno de los imputados al perjudicado. El golpe le provocó diversas lesiones de consideración en el rostro y en el ojo derecho.

El autor del golpe afronta una condena de cinco años de prisión, mientras que para el otro acusado el ministerio fiscal solicita una pena de dos años y medio. Asimismo, el imputado que le dio el puñetazo deberá indemnizar a la víctima con 10.000 euros.