El juicio por estos hechos tendrá lugar próximamente en una sala de lo Penal de Vía Alemania.    | A. Sepúlveda

1

Un hombre, de nacionalidad alemana y 74 años de edad, será juzgado en las próximas semanas en Palma acusado de abusar sexualmente de un menor cuando este tenía 16 años y al que contrató para que le diera clases de castellano en su casa de Manacor.

Asimismo también está imputado por delitos de exhibicionismo, exhibición de material pornográfico al menor y de acoso. La Fiscalía solicita para él una pena de cuatro años de prisión y el pago de una multa de 4.500 euros.

Según relata el ministerio público en su escrito de acusación, el contacto entre el acusado y el perjudicado se remonta al 5 de septiembre de 2015. El hombre había puesto a la venta un vehículo y el padre del menor adquirió el turismo. Un día después, el procesado se puso en contacto con el joven, que por aquel entonces tenía 16 años, para que le diera clases de castellano en su domicilio, situado en Cala Murada.

El joven accedió. A los 15 minutos de iniciar la lección en el despacho del hombre, este le preguntó al chico si veía pornografía. Le contestó que sí. Y tras esto le puso vídeos sexuales. Primero entre un hombre y una mujer y después entre dos varones. Mientras esto ocurría el acusado se realizaba tocamientos.

El día 9 el joven acudió de nuevo a la casa del germano para seguir con las clases. Nada más entrar, fueron a la cocina y allí el imputado le manoseó los testículos por encima de la ropa.

También destaca la Fiscalía que entre el 6 de septiembre y el 3 de octubre, el acusado envió WhatsApps casi todos los días para intentar provocarle sexualmente. En una ocasión le intentó mandar dinero tras interesarse por cuándo era su cumpleaños y le preguntó si quería que le hiciera llegar una foto de su pene. El perjudicado le dejó bien claro, según explica el ministerio público, que le gustaban las mujeres. A pesar de ello, recibió en su teléfono una foto del miembro del acusado. Días después fue detenido por la Policía Nacional.