La Policía Local de Palma, en una imagen de archivo, en el Arenal. | R.S.

39

La Policía Local de Palma fue recibida a botellazos por un nutrido grupo de jóvenes cuando los agentes intentaban desalojar la madrugada del sábado la zona del Balneario 6, en el Arenal. Afortunadamente no hubo que lamentar heridos.

El suceso se produjo alrededor de la 1.30 horas, poco después del cierre de los locales. La Policía Local, como cada fin de semana, acudió a los denominados puntos calientes para controlar que dichas zonas no se acumularan jóvenes con ganas de hacer botellón. Al llegar a las proximidades del Balneario 6, en el Arenal, fueron recibidos a botellazos al detectar su presencia.

Uno de los agentes del GAP (Grup de Acción Preventiva) recibió el impacto de un envase pero no sufrió ninguna herida gracias a los elementos de protección. Los policías optaron por retirarse para evitar males mayores, según fuentes oficiales.

La Policía Local de Palma, coordinada con la Policía Nacional, volvió a montar distintos dispositivos de control antibotellón en varios puntos de la capital balear.