Concentración en Sant Francesc. Más de 150 personas acudieron ayer a a la concentración de repulsa por la brutal agresión, convocadas por la asociación Espai Dones. Los asistentes exhibieron carteles contra la violencia sexual bajo el lema ‘Ni una violació més a Formentera. Per un poble lliure de tot tipus d’agressions sexistes. Si toquen a una, toquen a totes.’ | Toni Ruiz

10

Poco a poco van trascendiendo nuevas informaciones sobre la violación y agresión sexual a una joven a finales de julio en Formentera.

Hace unos días se desveló la identidad de la víctima, una mallorquina de 19 años, y que los hechos tuvieron lugar en una vivienda abandonada y en ruinas de la zona de Sant Ferran.

Mientras, los dos detenidos como presuntos autores de los hechos, dos marroquíes de 32 y 37 años, fueron trasladados el viernes a Ibiza y este lunes han sido puestos a disposición judicial. Ambos cuentan con numerosos antecedentes por delitos de tráfico de droga y robos.

Noticias relacionadas

Además, la Guardia Civil sigue buscando a un tercer sospechoso de la misma nacionalidad que pudo haber participado en la agresión y que huyó a su país. Actualmente se encuentra en busca y captura.

Los hechos

La violación tuvo lugar a finales de julio aunque la víctima los denunció una semana después en la la comisaría de la Policía Nacional de Palma, donde reside. Inmediatamente después los agentes avisaron a la Guardia Civil de Formentera para que detuvieran a los implicados, que residen en esta isla.

Según se ha informado, la quemaron con un cigarrillo y una cuchara y también la obligaron a consumir droga como crack o cocaína para quedar completamente anulada su voluntad y no oponer resistencia. De hecho, los agentes encontraron en el lugar jeringuillas, un colchón viejo y gran cantidad de basura acumulada.

Más de 150 personas acudieron este domingo a a la concentración de repulsa por la brutal agresión, convocadas por la asociación Espai Dones. Los asistentes exhibieron carteles contra la violencia sexual bajo el lema ‘Ni una violació més a Formentera. Per un poble lliure de tot tipus d’agressions sexistes. Si toquen a una, toquen a totes.’