El procesado, junto a una intérprete de alemán, el día del juicio, el pasado mes de marzo. | Redacción Sucesos

0

El turista alemán juzgado el pasado febrero en Palma como presunto autor de una agresión sexual a una prostituta en s'Arenal en 2017 ha sido condenado a un año y ocho meses de prisión. Asimismo deberá indemnizar a la víctima con 1.000 euros por los daños morales y 350 por las lesiones.

La juez considera en la sentencia que la versión ofrecida por el imputado el día de la vista oral fue «escasamente creíble».

Descampado

En el juicio, uno de los policías locales que auxilió a la mujer tras recibir el aviso de una vecina relató lo que ocurrió cuando detuvieron al hombre. «Al llegar al lugar, una especie de descampado, nos los encontramos desnudos, él encima de ella, y la chica nos pedía ayuda en inglés», explicó a la juez. Los agentes se abalanzaron sobre el varón y lograron reducirlo.

El acusado, que en el momento de los hechos se encontraba de vacaciones en Mallorca, explicó que ese día, el 7 de julio, estuvo bebiendo toda la jornada. «No paré de beber en compañía de unos amigos. Por la noche pagué 50 euros por el servicio a una chica. No tuve una erección, no consumamos el acto, y ella me pidió otros 50 para quedarse más tiempo», relató con la ayuda de una intérprete de alemán.

La presunta víctima explicó algo muy distinto. «Al no poder tener la erección se puso muy violento y me dio miedo. Le dije que me iba y me agarró fuerte por los brazos. Después empezó a pegarme puñetazos en la cabeza y me tiró al suelo. Allí me rompió el sujetador. No paraba de manosearme para excitarse», subrayó.

La Fiscalía pedía inicialmente para el acusado, defendido por Gloria Olmos, tres años y medio de cárcel y que indemnizara a la chica en 5.000 euros.