La Policía Nacional ha llevado a cabo la investigación contra la pareja. | ALEX SEPULVEDA

0

La Policía Nacional ha detenido a un hombre que se hizo pasar por el propietario de una empresa de Palma para comprar dos teléfonos móviles de alta gama y una videoconsola por valor de más de 3.000 euros. El arrestado, de 39 años y nacionalidad española, es un extrabajador de la compañía.

La investigación, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, se inició tras recibir una denuncia por parte del responsable de la empresa. El hombre explicaba que había sufrido una estafa en la que varios desconocidos habían usurpado su identidad para comprar dos teléfonos y una videoconsola.

Tienda

Los policías del grupo de investigación de la comisaría de distrito oeste comprobaron que la operación se había efectuado en una tienda de telefonía situada en Palma, donde se hicieron los contratos para comprar los móviles.

Además, los investigadores observaron que los dos teléfonos fueron vendidos en una página de compraventa de objetos a través de Internet a terceras personas que los habían adquirido sin tener conocimiento de su ilícita procedencia. Estas los vendieron a otros compradores que han sido localizados en Almería y Valencia.

La Policía Nacional pudo finalmente identificar al hombre que se había hecho pasar por el dueño de la empresa y descubrió que se trataba de un exempleado de la misma.
Además, los agentes constataron que para realizar los contratos y la posterior adquisición de los productos era necesario la colaboración de algún trabajador de la tienda de telefonía de Palma.

De esta forma llegaron a una trabajadora, española de 37 años, que es la actual pareja del hombre. La mujer quedó detenida junto a su compañero sentimental como presuntos autores de un delito de usurpación y otro de estafa.