Imagen de un operativo de la Guardia Civil.

Miembros del Servicio de Información han detenido en Llucmajor a un individuo de nacionalidad argelina por delitos de terrorismo. Las investigaciones pusieron de manifiesto que el arrestado lideraba desde Europa una organización criminal de tráfico de seres humanos con conexiones con grupos facilitadores asentados en el norte de África.

Según se desprende de la investigación, el detenido supuestamente habría colaborado en el traslado combatientes desde Marruecos, Argelia y Túnez a zonas controladas por facciones yihadistas en Libia. A estos grupos los habría financiado a su vez con fondos provenientes de su actividad criminal. Por todo ello, el sospechoso tenía un requerimiento a nivel internacional por Interpol y ya se encuentra en prisión.

Combatientes terroristas

La Guardia Civil cree que esta organización criminal estuvo detrás de las últimas entradas a España de combatientes terroristas desde Argelia, y que ya se encuentran detenidos.

Tras la detención en Llucmajor, la investigación permanece abierta para esclarecer los motivos de la presencia del detenido en España, así como para detectar a otros miembros o posibles colaboradores de su entramado.

La operación ha contado con una estrecha colaboración entre la Guardia Civil, Interpol y las autoridades argelinas. Desde el Instituto Armado han señalado este jueves que ha sido «clave» la rápida coordinación entre instituciones para detectar al sospechoso, que presentaba una gran movilidad a nivel internacional y disponía en el momento de su detención de documentación de diversas nacionalidades.

La Guardia Civil ha recordado que desde que se elevó al nivel 4 la Alerta Antiterrorista en junio de 2015 se han potenciado todas las investigaciones relacionadas con este tipo de estructuras de colaboración con el terrorismo.