Pescara (Italy), 01/08/2021.- Smoke billows from fire in the Dannunziana Reserve as people watch from the waters at Pescara, Italy, 01 August 2021. The flames have reached the houses an five people are reported to be hoslpitalized so far. (Incendio, Italia) EFE/EPA/LORENZO DOLCE Fire in Pescara | LORENZO DOLCE

0

El Mediterráneo oriental se ha convertido en un foco de incendios forestales, en medio de una ola de calor que aumenta el riesgo de nuevos siniestros y de contaminación por humo en toda la región.

Los incendios están haciendo estragos en países como Grecia y Turquía, donde miles de personas han sido evacuadas de sus hogares y donde el martes las llamas amenazaron con alcanzar una central eléctrica de carbón.

Mientras, el sur de Europa experimenta una intensa ola de calor, que en algunos lugares de Grecia marcó temperaturas de más de 46 grados Celsius el martes.

Según los análisis de satélites recopilados por el Observatorio de Atenas, uno de los institutos científicos más antiguos de Europa, el gran número de incendios forestales que están en curso liberan grandes cantidades de micropartículas a la atmósfera y el humo llega hasta el norte de África.

Además, la situación se está viendo agravada por la gran concentración de polvo africano que está cubriendo buena parte del Mediterráneo. Según el citado observatorio, debido a la alta concentración de micropartículas el aspecto del cielo es brumoso en prácticamente todo el país.

Se espera que la situación atmosférica empiece a mejorar a partir del viernes, con el aumento de los vientos que soplarán del noreste, algo que por otro lado, supone un peligro para el curso de los incendios.

Según datos del mismo instituto, el gran número de incendios forestales que se están registrando en los últimos días en Grecia -92 tan solo en las últimas 24 horas- han llevado a que entre el 1 y el 4 de agosto se haya quemado ya más del 50 % de la media registrada en los últimos años durante todo el periodo de incendios.

El Observatorio de Atenas informó de que en estos últimos días se han calcinado unas 6.000 hectáreas, mientras que en todo 2020 la superficie total incendiada fue de 10.376 hectáreas, y en 2019, de 9.405. Desde mayo se han quemado aproximadamente 12.400 hectáreas, indicó el citado instituto.