Ofensiva policial contra la manipulación de los patinetes eléctricos. | Policía Local de Palma

27

Ofensiva policial contra los patinetes eléctricos trucados en Palma. Desde hace días, la Policía Local ha iniciado una campaña de control y supervisión de estos vehículos al detectar graves incumplimientos y manipulaciones sobre el sistema de velocidad de los mismos. Fuentes próximas al caso han confirmado a Ultima Hora que los agentes de la Unidad de Tráfico han interceptado en ciudad a conductores que circulaban a velocidad que supera los 50 kilómetros por hora. Es decir, duplicando el máximo permitido por la Ley.

Por ese motivo, los funcionarios policiales están realizando controles en Palma e inspeccionando la velocidad máxima de los patinetes con la finalidad de detectar manipulaciones en los Vehículos de Movilidad Personal (VMP), sancionar al conductor y proceder a la retirada e incautación del patinete.

Los patinetes y VMP (con una o más ruedas y una única plaza) son definidos y considerados vehículos a todos los efectos, por lo que estarán obligados a cumplir las normas de circulación, como hacen los coches o las motos (alcohol, drogas, etc.).

Quedan excluidos los vehículos para personas con movilidad reducida. Dichos aparatos tienen prohibida la circulación por la acera. También tendrán prohibida la circulación en vías interurbanas, travesías, autopistas, autovías o túneles urbanos. Su velocidad mínima y máxima está fijada entre 6 y 25 kilómetros por hora.

Los VMP o vehículos de movilidad personal van a necesitar un certificado de circulación para acreditar que cumplen con los requisitos técnicos que se incluirán en el manual de características. El incumplimiento de alguna de estas normas puede suponer una multa de hasta 200 euros.