La niña, de tan sólo dos años y medio, sufrió graves quemaduras por culpa de una placa metálica del parque. | Redacción Sucesos

Una niña de dos años y medio de edad precisó ser hospitalizada en Son Espases con graves quemaduras en ambas plantas de los pies ocasionadas por la rampa de acceso de un parque infantil de Palma.

Los hechos ocurrieron el pasado 28 de julio en la zona de juegos infantiles del parque ubicado en la calle Bartomeu Sureda i Misserol, en la barriada de La Vileta. «Sobre las 13 horas, llegamos al parque y hija se puso a jugar con otra niña. Ella tiene dos años y medio y se quitaron los zapatos. Acto seguido, la pequeña se dirigió hacia la rampa metálica para acceder a la cabaña, el único acceso que hay para poder entrar a jugar. Nada más poner sus pies en esa rampa, concretamente en la tercera placa, la niña se quedó totalmente inmóvil», relata Virginia.

En ese instante, la madre se acercó hasta esa posición para interesarse por el extraño comportamiento de su hija y se percata de que tenía sus pies totalmente quemados. «Rápidamente nos fuimos a casa donde le pusimos una crema para aliviar el dolor y nos dirigimos de urgencia hasta el ambulatorio de Son Serra, en La Vileta. Una vez allí, nada más ver la gravedad de las quemaduras que presentaba la niña nos enviaron al hospital de Son Espases», apunta Virginia. La paciente se está recuperando poco a poco de la lesiones ocasionadas.

La niña tuvo que ser atendida en el hospital

Por su parte, los padres de la menor acudieron al cuartel de San Fernando, sede de la Policía Local de Palma, donde han interpuesto una denuncia contra el Ayuntamiento. Ahora, la policía trata de esclarecer si el material de los juegos infantiles está homologado. «Los niños son niños. La pequeña se quitó los zapatos, pero no quiero que esto le pase a nadie más», concluye.

Imagen del parque donde sucedió