Sobre estas líneas, el vehículo que conducía el procesado el día de los hechos. | R.S.

6

Un hombre, de 29 años de edad y nacionalidad española, ha sido condenado al pago de una multa de 1.260 euros tras admitir que provocó un accidente con tres heridos al conducir ebrio su vehículo por el Passeig Marítim de Palma a primera hora de la mañana del 12 de enero del presente año.

El imputado, que es reincidente, además de tener que abonar la sanción económica, pierde la vigencia del carnet de conducir. En el siniestro también provocó daños a un vehículo, a un semáforo y una farola.

Carril central

El suceso ocurrió minutos después de las 6.30 horas. El procesado conducía su vehículo por el carril central del Passeig Marítim, a la altura del Club de Mar en dirección a Andratx, después de haber ingerido alcohol.

En un momento dado colisionó con un coche que se encontraba estacionado y posteriormente arrolló a tres jóvenes, que resultaron heridos, uno de ellos de gravedad. Hasta el lugar del siniestro acudieron agentes de la Policía Portuaria, Policía Local, Policía Nacional, así como varias ambulancias medicalizadas del SAMU 061.

Al realizarle la prueba de alcoholemia, el conductor arrojó un resultado positivo de 0,85 mg/l de alcohol por litro de aire, más del triple de lo permitido. El joven quedó arrestado.

Uno de los heridos, el más afectado, sufrió una contusión pulmonar bilateral y una fractura de escápula, entre otras lesiones. Estuvo más de tres meses para recuperarse de las lesiones. Otro de las perjudicados sufrió un traumatismo craneoencefálico leve y una cervicalgia.

Seguro

El seguro del perjudicado indemnizó a las víctimas del atropello en más de 20.000 euros, siendo casi la totalidad de la indemnización para el herido que sufrió las lesiones más graves.