Operativo COVID del fin de semana: Medio centenar de multas y cierre de un local.

3

La Policía Local de Palma ha levantado este fin de semana medio centenar de actas, la mayoría por incumplimientos de la normativa anticovid o la de actividades, durante el dispositivo antibotellón del 30 de julio al 1 de agosto.

El operativo especial contra el botellón, tanto preventivo como reactivo, se ha habilitado un fin de semana más en Palma por parte de la Policía Local, en colaboración con la Policía Nacional, el Govern y la Autoridad Portuaria, con controles de alcoholemia y cierre de calles para evitar en lo posible aglomeraciones en el actual contexto de emergencia sanitaria, ha informado el Ayuntamiento.

Los agentes han actuado en los principales polígonos de Palma, en Playa de Palma, y en puntos estratégicos de Ciutat como Santa Catalina y el Paseo Marítimo, con dispositivos de prevención, disuasión y dispersión, desde un enfoque de congruencia, oportunidad y proporcionalidad.

Según los primeros datos preliminares, han controlado 117 vehículos, han interpuesto 6 sanciones administrativas por alcoholemias positivas y una de carácter penal, además del medio centenar de actas por incumplir las normativas por la covid-19 y de actividades.
Además han puesto 11 denuncias de circulación, 5 por tener la ITV del vehículo caducada, 2 sanciones a conductores con el permiso caducado, se han recuperado 2 bicicletas de Bicipalma y se ha paralizado la actividad en un local.

La Policía Local de Palma ha precisado que, además de los dispositivos reforzados y extraordinarios del fin de semana, también ha actuado en botellones realizados entre semana, sobre todo en la zona de Litoral, en peleas, incendios, casos de violencia de género y coacciones, fiestas privadas en domicilios y accidentes de tráfico.

Según estima el cuerpo de seguridad, en una sola noche de fin de semana atienden entre 70 y 100 servicios, sin contar los operativos especiales.

La nueva normativa autonómica regula la participación en reuniones, fiestas o cualquier otro tipo de acto esporádico o eventual, de carácter público o privado, en espacios públicos o privados, en los que se produzcan aglomeraciones que impidan o dificulten la adopción de las medidas sanitarias de prevención.

Establece multas, como mínimo, de 1.000 euros, si no es una falta grave. Las sanciones pueden llegar a los 5.000 euros, si se ha interrumpido la obligación de aislamiento por covid-19.