Las cámaras de seguridad de la casa de Santa Ponça grabaron el asalto de los tres delincuentes. Llevaban gorras, pero sus rostros son visibles.

27

5.000 euros por informar sobre tres ladrones. El dueño de una lujosa casa de Santa Ponça asaltada en la noche del viernes ha recurrido a las redes sociales para intentar identificar a los delincuentes, que fueron grabados por una cámara de alta definición. La Guardia Civil ha abierto una investigación para dar con la banda.

Según ha contado un allegado del afectado en internet, poco antes del robo la familia había salido a cenar, no muy lejos de allí. Se trata de extranjeros y parece ser que estaban siendo vigilados discretamente por un grupo de hampones, que aprovecharon su ausencia para asaltar el chalet.

Con gorras

Los asaltantes, sin embargo, desconocían un detalle clave: en la vivienda hay un sistema de vigilancia avanzado y toda la secuencia del robo quedó grabada. En las imágenes, los tres varones aparecen con gorras para dificultar su identificación. Uno, además, lleva mascarilla. Todos son de mediana edad y en pocos minutos consiguen consumar el robo. Sin embargo, un vecino escuchó algo extraño y dio la voz de alarma, por lo que tuvieron que darse a la fuga antes de llevarse todo lo que pretendían.

La familia fue alertada de lo ocurrido y cuando regresaron se encontraron la vivienda forzada. El hombre que ha publicado las imágenes en las redes sociales se mostró indignado y agradeció la ayuda de los vecinos, que pusieron a la fuga a los intrusos.

Asimismo, difundió las imágenes en Facebook y especificó que se entregará una recompensa de 5.000 euros a la persona que proporcione información que pueda facilitar la detención de los tres sospechosos. «Es absolutamente repugnante que alguien pueda invadir tu casa de esta manera y tomar lo que le plazca», escribió en las redes.
El robo se produjo en la zona del Caló de Pellicer, cerca del club náutico, en la playa pequeña de Santa Ponça. El valor del botín que obtuvieron los ladrones no se ha especificado.

El apunte

Aumento de robos en viviendas de la Isla, muchos de ellos con las familias dentro

Desde que comenzó el verano, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil han detectado un aumento en el número de robos en pisos y chalets de Mallorca. En algunos casos, los intrusos entran con los moradores durmiendo en el interior. Ahora que empieza agosto, y que numerosas familias se van de vacaciones, las fuerzas de seguridad recomiendan que no se airee esta ausencia de la vivienda ni se publique en las redes sociales, para no dar facilidades a los ladrones.