La matriarca al terminar su último juicio, que le coincidió con un permiso penitenciario. | A. Sepúlveda

6

La Paca’ aún tiene condenas para rato. La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha fijado el final del cumplimiento de todas las penas de prisión de la matriarca para el 26 de febrero de 2028. Esta Sala tramita ahora la ejecución de la condena de tres años y medio que recibió la matriarca por blanqueo de capitales en el caso del ‘Tesoro de Son Banya’: la enorme cantidad de joyas, dinero en efectivo y bienes que la Policía Nacional le encontró enterrados en el poblado. Fue el último de los juicios que afrontó, en 2019 y ella aceptó esta condena.

La matriarca comenzará a cumplir su último periodo de prisión en el año 2024, es decir, cuando haya terminado las otras dos condenas fuertes que le fueron impuestas por los casos ‘Son Banya’ y ‘Kabul’. Una vez haya pasado todo ese tiempo habrá cumplido cerca de veinte años de sanciones de cárcel. La extensión de estas penas y el avance de todas ellas permite que haya progresado ya a tercer grado penitenciario hace tiempo y que pueda aspirar a la libertad condicional. Sin embargo, todo es tiempo de condena.

La matriarca ingresó en prisión en el año 2009 después de que la Audiencia le impusiera más de veinte años de cárcel por el ‘caso Son Banya’, una pena que más tarde el Supremo matizó. Ese caso abordaba el robo de cuatro millones de euros en Son Banya de su propiedad y el posterior secuestro de un grupo de personas sospechosas de ser los ladrones al que siguió el intento de un inspector de Policía de cobrar un dinero a la matriarca para que se hiciera la vista gorda con el asunto. En 2014 pasó por su segundo gran juicio por la ‘operación Kabul’, centrada en el tráfico de drogas en el poblado y que tuvo un recorrido judicial tumultuoso con hasta cuatro sentencias diferentes de la Audiencia Provincial y el Tribunal Supremo. Con esas causas cerradas, el juicio por el tesoro de Son Banya fue una causa menor que terminó en una conformidad con una decena de condenados por todo el aparato de blanqueo del clan.

El apunte

El Supremo le rebaja dos años el tiempo de cumplimiento

A pesar de la longitud de la condena, podría haber sido peor para ‘La Paca’. El Tribunal Supremo ha aceptado un recurso presentado por el abogado Carlos Portalo y le reduce en dos años la condena. El motivo es que a la matriarca le beneficia una anomalía legal que estuvo en vigor cuando estaba en prisión preventiva a la vez por Kabul y el caso Son Banya. Una sentencia del Supremo interpretaba que se debía abonar el tiempo de preventiva independientemente de que se estuviera en prisión por otra causa, por lo que un día de cárcel, le contaba como dos.