La Guardia Civil inspeccionó la finca de Muro donde se produjo el accidente. | A. Sepúlveda

1

Un hombre de 57 años, identificado como Jesús F.T., falleció ayer por la tarde tras sufrir una caída accidental desde un algarrobo, en un finca de Muro. Una ambulancia evacuó rápidamente al herido hasta el hospital de Inca, pero las lesiones que presentaba eran tan graves que al llegar al centro murió.

La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación para aclarar las circunstancias en las que se produjo la caída fatal.

Podaba un árbol

De acuerdo con los primeros datos que han trascendido, parece ser que el señor estaba podando un árbol y se subió a una de las ramas, con tan mala suerte de que perdió el equilibrio y se precipitó desde varios metros de altura. Al chocar contra el suelo se golpeó en la cabeza y cuando fue atendido estaba muy grave. El personal médico de una ambulancia acudió rápidamente hasta esa propiedad y los facultativos estabilizaron las constantes vitales del herido, que se debatía entre la vida y la muerte. La ambulancia lo trasladó sin demora hasta el hospital de Inca, pero cuando llegó ya había fallecido y no pudieron hacer nada para reanimarlo. Cuando se produjo el accidente, el hombre se encontraba acompañado de otro varón, que fue el que dio la voz de alarma. La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación y los agentes se entrevistaron con el testigo, para conocer los detalles de la caída mortal. El hombre se encontraba muy afectado. Los agentes también realizaron un reportaje fotográfico que será remitido al juez instructor del caso.

De hecho, el juzgado de guardia de Inca también fue informado ayer tarde de lo ocurrido y ordenó que en las próximas horas se le practique la autopsia al fallecido, en el instituto anatómico forense.