Un policía local y un agente de Emegercias del Govern con el dron.

35

El dron cedido por la Dirección General de Emergencias del Govern a la Policía Local de Palma para intentar frenar los botellones en la capital balear, permitió sancionar el viernes por la noche a un centenar de jóvenes que se saltaron las nuevas restricciones en la zona del Passeig Marítim, Santa Catalina y sa Feixina. Pero, a pesar de ello, se optó por no utilizarlo el sábado.

El motivo, que la Policía Nacional investiga si hubo algún tipo de irregularidad en su utilización.

Los agentes, de momento, según fuentes próximas al caso, levantaron acta al Govern por el uso del dispositivo sin autorización previa, por lo que se optó por no echarlo a volar por segunda noche consecutiva.