La presencia policial frena el botellón en Palma. | Click

19

En las horas previas a la entrada en vigor de la nueva restricción por la COVID-19 que limita en Mallorca las reuniones sociales de madrugada entre las 01:00 y las 06:00 horas, los turistas no renunciaban este sábado a la fiesta en la primera línea de la platja de Palma. Botellón, bailes y juerga sin distancias concentraban a miles de jóvenes alemanes y suizos en la zona dispuestos a disfrutar de la noche. No obstante, el operativo policial se desplegaba. Finalizaba el desmadre. La policía de Palma, seguida de la Policía Nacional, entraba en la zona y en diez minutos disolvía la aglomeración, sin incidentes. Con los bares cerrados y la advertencia de la autoridad policial, los jóvenes se dispersaban hacia sus hoteles.

Llegada la una de la madrugada, tranquilidad en la zona. También en el Passeig Marítim de Palma, donde se instaló un punto de control. El enclave por antonomasia del ocio nocturno en Palma se paralizaba. Los locales cerrados y las pocas personas que quedaban de regreso a casa.

Ni rastro de botellón tampoco en los polígonos de Can Valero y Son Castelló, donde también se pudo constatar presencia policial. Y es que la Policía Local, en estrecha colaboración con la Policía Nacional, la Policía Portuaria y otras administraciones, ha continuado este fin de semana con el operativo especial para frenar los botellones y, en consecuencia, las aglomeraciones de personas en un contexto de emergencia sanitaria.

Noticias relacionadas

Pese a todo, durante esta madrugada los cuerpos y fuerzas de seguridad han controlado un total de 176 vehículos, han identificado a 24 personas y se han levantado 76 actas por hacer botellón, incumplimiento de la normativa sanitaria y control de locales. Paralelamente, se han efectuado 9 etilometrías, de las cuales 5 han sido administrativas y 4 de tipo penal y se han denunciado 14 infracciones de tráfico.

En otro orden de cosas, también se ha paralizado la actividad de cuatro locales donde se ejercía la prostitución sin cumplir la normativa sanitaria y también se ha precintado una discoteca. Por otro lado, se ha realizado el control de los eventos y espectáculos públicos programados, observándose el cumplimiento generalizado de la normativa autonómica dictada.

Sanciones del fin de semana

El dispositivo ha concluido este fin de semana con un total de 314 vehículos controlados, 24 personas identificadas, 182 actas levantadas, 16 etilometrias realizadas, de las cuales 12 han sido administrativas y 4 de tipo penal, y se han denunciado 35 infracciones de tráfico e inmovilizado 5 vehículos y uno ha sido retirado.