Imagen de Mohamed, el joven marroquí que sigue entre la vida y la muerte. | Javier Jiménez

5

Felanitx, bajo la lupa policial. La Policía Nacional, en colaboración con la Guardia Civil y con la Policía Local, ha puesto en marcha un gran dispositivo para detener a Christian, el joven que supuestamente agredió con brutalidad a un marroquí en Cales de Mallorca y que aún se debate entre la vida y la muerte.

Los agentes han acudido en distintas ocasiones a la casa del sospechoso, pero no se encuentra allí.

Escondido

Noticias relacionadas

Por lo que ha trascendido, el agresor está escondido, al parecer en la casa de unos amigos, pero desde la Jefatura de Policía consideran que no tiene escapatoria y que solo es cuestión de tiempo que sea localizado y detenido. «Cuanto más se resista a la acción policial, más se le complicará su panorama judicial», explicaron las fuentes consultadas.

La policía también busca a las dos mujeres y el otro varón que iban en el coche con Christian y que podrían ser acusados de encubrimiento o de cómplices. Los hechos ocurrieron en la madrugada del miércoles junto a un bar de Cales de Mallorca, cuando el vecino de Felanitx se paró junto a Mohamed, un marroquí de Manacor que sufre una minusvalía del 69 por ciento por problemas renales.

Le amenazó para que no se acercara a su mujer, ya que sospechaba que el magrebí la rondaba y le golpeó en un ojo con una cadena. La víctima se desplomó y cuando estaba en el suelo el agresor le pateó la cabeza, lo que le causó lesiones cerebrales críticas. El autor de la paliza y sus amigos huyeron en coche y desde entonces no se tienen noticias de ellos. Mohamed iba con una amigo, cuya declaración ha sido de gran ayuda para los investigadores.