La vista tuvo lugar en una sala de lo Penal de Vía Alemania. | A. Sepúlveda

4

Una pareja, residente en Valencia, ha sido condenada a un año de prisión cada uno, que se sustituye por una multa de 720 euros, por estafar a un mallorquín en la compraventa de un Porsche Cayenne en julio de 2013. Asimismo tendrán que indemnizar al perjudicado en concepto de responsabilidad civil con 8.300 euros.

Los dos acusados, de nacionalidad española, a través de videoconferencia, admitieron los hechos ante la juez y aceptaron la pena impuesta, a la que se llegó tras un acuerdo de conformidad entre las partes antes de la celebración de la vista.

Imputados y vendedor, que reside en Palma, fijaron un precio por el traspaso del vehículo: 25.000 euros. Los procesados contactaron con el propietario del vehículo tras ver el anuncio en la web de Segundamano. Tras el acuerdo abonaron 15.000 euros. Quedaban por pagar 10.000 y la condición era que se haría antes de acabar ese año. La entrega del Porsche Cayenne se hizo en el puerto de Denia.

El vendedor, ante la falta de noticias de los compradores, se intentó poner en contacto con ellos sin suerte. Tras los requerimientos del vendedor para que hicieran efectivo el resto del importe, los acusados falsificaron la firma de este para hacer ver que había cobrado toda la cantidad.

En enero de 2014 el perjudicado denunció los hechos ante la Guardia Civil. Siete años y medio después, los imputados han sido condenados por un delito de falsedad en documento oficial y otro de estafa.