El acusado en el juicio en la Audiencia de Palma.  | Guillermo Esteban

0

Un expresidente del CD San Francisco negó este martes en la Audiencia de Palma haberse quedado casi 190.000 euros de la entidad. El acusado, de 57 años, explicó ante el tribunal de la Sección Primera que cuando llegó al cargo, en 2010, «la situación era insostenible porque no se podía hacer frente a las deudas». El hombre fue presidente del club desde 2010 hasta 2013. «Estaba cansado de poner dinero de mi bolsillo», aseguró.

El acusado, que afronta una petición fiscal de cuatro años de cárcel por un presunto delito de apropiación indebida, relató que cuando salió de la entidad deportiva dejó toda la documentación y las facturas.

El expresidente manifestó que durante su mandato había que pagar préstamos, intereses, al personal o los gastos del club, que «siempre tenía deudas a final de año». La Fiscalía y la acusación particular acusan al hombre de haberse apropiado cerca de 190.000 euros. El acusado insistió en que no puede justificar todos los movimientos que hizo en las cuentas «porque no he podido acceder al club para encontrar la documentación que dejé».

El actual presidente del CDSan Francisco, que es profesor de Economía en la Universitat de les Illes Balears, comentó que no había ningún tipo de contabilidad cuando entró. «Ni facturas, ni anotaciones de ingresos y gastos. No había absolutamente nada. Cero». El hombre, que declaró como testigo, no encontró ni un recibo y el acusado no le dio ninguna explicación sobre el destino del dinero. «Entramos en el club sin información. Pensábamos que habría un mínimo de contabilidad, pero nos dimos cuenta de que no cuando un miembro de la anterior directiva nos reclamó un dinero».