Dos agentes de la Guardia Civil, en funciones de vigilancia, en una de las calles adyacentes a Punta Ballena, en Magaluf. | Michels

9

Es un viejo conocido de la zona y su lista de antecedentes camina hacia el infinito. La Guardia Civil de Calvià detuvo la madrugada del viernes en Magaluf a un vendedor ambulante de origen senegalés como presunto autor de un violento robo cometido sobre un turista días atrás. Se apoderó de un reloj valorado en 2.500 euros y más objetos personales del visitante, que acabó herido tras el asalto.

Puesto a disposición judicial al día siguiente, la juez de guardia decretó el ingreso inmediato en prisión del hombre, de 29 años de edad.

Reloj de 2.500 euros

Según fuentes judiciales, los hechos se remontan al pasado martes 6 de julio. La noche en que España quedó eliminada de la Eurocopa a manos de Italia. Ese día ya había ambiente en Punta Ballena. El detenido asaltó en una de las calles colindantes a un turista. Lo sujetó de los brazos, logró arrancarle de la muñeca de manera violenta el reloj que portaba, valorado en unos 2.500 euros, además de otros objetos, y lo empujó.

El perjudicado sufrió varias lesiones. Poco después denunció en la Guardia Civil lo ocurrido y se inició la investigación. Revisando las cámaras de la zona, los investigadores pudieron presenciar la escena y reconocieron a la primera al sospechoso, un delincuente habitual que se mueve, sobre todo, por Magaluf.

Una patrulla del puesto de Calvià localizó al vendedor ambulante la madrugada del pasado viernes en la zona y procedió a su arresto. En la muñeca portaba el reloj sustraído al turista días antes. Horas más tarde, la juez de guardia decretó su ingreso inmediato en prisión.