Un momento del despliegue policial de esta noche en el Marítimo. | A. Sepúlveda

14

El Paseo Marítimo de Palma se ha convertido en uno de los puntos calientes de la noche palmesana, policialmente hablando. Esta madrugada del viernes al sábado, la Policía Local y la Policía Nacional, apoyados por la Policía Portuaria, llevaron a cabo un dispositivo especial en esta avenida, donde había grandes aglomeraciones de jóvenes que realizaban botellones, a pesar de que están prohibidos.

Los agentes multaron a establecimientos que venden alcohol fuera de hora y tuvieron que intervenir en cuatro peleas multitudinarias entre jóvenes, algunas de ellas muy violentas. Un hombre fue detenido por vender droga a los chavales que paseaban por la zona y que se resistió al arresto.

Los investigadores han mostrado su preocupación por el grado de degradación de una zona tan emblemática como el Paseo Marítimo de Palma. «Hay peleas continuamente, cientos y cientos de jóvenes por la calle, muchos bebiendo, y la inseguridad va en aumento», relató un mando consultado por este periódico.

El resultado de la noche es que la Policía Local, en colaboración con la Policía Nacional y los inspectores del Govern balear, han levantado unas 50 actas en este dispositivo policial contra el botellón en Palma.

Estos dispositivos, ha explicado, se realizan de manera coordinada con Policía Nacional e inspectores del Govern y tienen una vertiente de «prevención, disuasión y dispersión», llevándose a cabo desde un enfoque de «congruencia, oportunidad y proporcionalidad».

En un primer análisis de los datos, se han controlado un total de 112 vehículos, se han levantado siete etilometrías penales y cuatro administrativas, se han interpuesto unas 15 denuncias por no tener la ITV, no tener seguro o por circulación y se han inmovilizado cuatro vehículos.

Además, se han levantado unas 50 actas por diferentes conceptos, entre ellos tenencia de sustancias estupefacientes, incumplimiento de licencias, incumplimiento de las medidas covid y por botellón. Varias de las actas levantadas han sido, asimismo, por venta de alcohol en minimarkets de Paseo Marítimo fuera del horario establecido.