Los hechos sucedieron, a las 23.30 horas, en la calle Manacor de Palma. | miquel a canellas

10

Dos chicas, de 18 y 23 años, estaban paseando el perro tranquilamente por la calle Manacor de Palma cuando, de repente, fueron abordadas por un hombre que comenzó a increparlas, llegando incluso a lanzar una patada contra el can. Todo ello, mientras no cesaba de proferir insultos racistas.

Los hechos se remontan al pasado miércoles cuando agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención de un español, de 40 años, como presunto autor de un delito de odio y usurpación de funciones públicas, tras proferir insultos racistas y despectivos hacia dos mujeres y hacerse pasar por agente de la Guardia Civil. «Panchitas de mierda. Iros a vuestro país», gritaba de forma insistente el ahora detenido.

Sobre las 23.30 horas, una patrulla policial fue requerida por dos chicas que se encontraban en un estado de nerviosismo y ansiedad en las inmediaciones de la calle Manacor, frente al número 19. Las jóvenes relataron que, instantes antes, estaban paseando a su perro por la calle Manacor cuando se les aproximó a ellas un hombre manifestando que era agente de la autoridad.

Las dos mujeres informaron que momentos antes el hombre les cortó el paso y les profirió insultos, algunos de ellos racistas. Por lo que ambas quisieron huir del lugar para evitar cualquier conducta hostil hacia ellas, siendo perseguidas por el hombre que les volvió a cortar el paso intentando dar una patada al perro, llegando en un momento a decir que era agente de la Guardia Civil y que requería la documentación.

Ante tal situación, las mujeres al ver que se identificaba como agente de la autoridad se pararon por si fuera verdad, siendo retenidas por el hombre quien les volvió a pedir que se identificaran, instante en que llegó la patrulla. El hombre se mostró incongruente y esquivo, indicando a los policías que las féminas le habían mirado mal y no podía consentir eso de dos mujeres extranjeras.