Tres de las cinco acusadas en el juicio en Palma. | Guillermo Esteban

0

Cinco mujeres, cuatro prostitutas y la madame de un prostíbulo de Palma, fueron condenadas este jueves a penas que suman ocho años y nueve meses de cárcel por estafar a cuatro clientes. Las acusadas reconocieron en el juicio que memorizaron los números PIN de las tarjetas de las víctimas para después robárselas y sacar dinero en cajeros cercanos al club de alterne. En total se apoderaron de 12.883 euros. Las cinco acusadas, de origen extranjero, aceptaron un año y nueve meses de cárcel cada una por un delito continuado de estafa. Antes del juicio consignado 2.900 euros antes del juicio en concepto de reparación del daño.

La jueza acordó la suspensión de la pena de prisión con la condición de que abonen 1.000 euros restantes en dos meses y que no cometan ningún delito en los próximos tres años. Tres de los cuatro perjudicados admitieron que les devuelvan 700, 1.000 y 2.200 euros, respectivamente. A uno de ellos su banco le ha reintegrado el importe estafado.

Los hechos tuvieron lugar entre los meses de abril y junio de 2018. La madame y las cuatro prostitutas se pusieron de acuerdo en estafar a clientes. El modus operandi siempre era el mismo. Cuando los hombres pagaban con tarjeta las consumiciones, observaban el número PIN que marcaban y lo memorizaban. Acto seguido, una de las mujeres se encargaba de entretenerlo mientras otra le sustraía la tarjeta de crédito. La prostituta salía del establecimiento y retiraba dinero en un cajero próximo al club.