En estos momentos la Policía Nacional trata de localizar al autor material de los disparos. | Redacción Sucesos

16

Agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional están al frente de la investigación del tiroteo registrado a última hora de este sábado en la confluencia de las calles Foners con Manuel Azaña de Palma. Tal y como les adelantó en primicia Ultima Hora, el tiroteo tuvo lugar sobre las 20:45 horas y generó una gran alarma social en la zona.

En estos momentos la Policía Nacional trata de localizar al autor material de los disparos y es cuestión de tiempo localizarlo y proceder a su detención dado que está totalmente identificado. Según fuentes próximas al caso a las que ha tenido acceso este periódico todo apunta a que el detonante del conflicto fue una discusión por celos. Ambos hombres se encontraron en la calle iniciando una acalorada discusión. Uno de ellos esgrimió un cuchillo y se lo puso al otro en el cuello. Poco después, se escucharon varias detonaciones. Algunos testigos dicen que fueron hasta cuatro disparos, pero solo se encontraron dos casquillos.

Fuentes oficiales sostienen que fueron dos disparos al aire. Es importante destacar que este episodio no tiene ninguna relación con los enfrentamientos de clanes gitanos registrados hace unos días en Son Gotleu. Se trata de hechos totalmente diferenciados. En esta ocasión es una discusión por un tema de mujeres, según los responsables del caso.

Noticias relacionadas

El hermetismo y la nula colaboración por parte de los clanes gitanos es máximo, pero la Policía Nacional prosigue con sus investigaciones y mantiene un gran control sobre la zona.