El grupo de menores también pateó la cara de la novia de la víctima hospitalizada.

38

Agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional se han hecho cargo de la investigación de la brutal paliza recibida por un vecino de Palma tras ser rodeado y pateado por un grupo de menores en la calle del Carmen, en el centro de la ciudad.

La víctima, un italiano de 29 años afincado en la capital balear, estaba paseando con su pareja y fueron testigos del robo que estaban perpetrando tres de los adolescentes, todos ellos de nacionalidad marroquí. Cuando el transeúnte vio que los chicos estaban forcejeando con una mujer china que regentaba un comercio de la zona, acudió en su ayuda recriminando a los delincuentes su comportamiento. En ese momento, lejos de abandonar el lugar y deponer su actitud, llamaron al resto de su pandilla, rodearon al chico y comenzaron a propinarle patadas, puñetazos hasta que cayó al suelo quedando inconsciente durante unos instantes.

La novia de la víctima también recibió varias patadas y golpes por todo el cuerpo. Varios vecinos grabaron con sus teléfonos móviles la agresión y Ultima Hora, en exclusiva, ofreció en su página web uno de los vídeos que ahora están siendo analizados por la Policía Nacional.

El paciente, que se encuentra ingresado en el hospital, presenta la fractura de la mandíbula, tabique nasal, daños muy importantes en uno de sus ojos y policotusiones por todo el cuerpo, además de un traumatismo craneoencefálico severo.

Noticias relacionadas

Investigación

El Grupo de Homicidios ya tiene identificado a varios de los menores agresores y serán detenidos en las próximas horas o días. A todos ellos se les imputarán los delitos de robo con violencia, amenazas de muerte y lesiones graves. Se sospecha que detrás de esta agresión esté la conocida y peligrosa ‘banda de la ONU’, un grupo muy conocido por la policía integrado en su mayoría por menores de edad de diferente nacionalidad. De hecho, en la denuncia interpuesta ante la policía, la víctima apunta que fue atacado por chicos y chicas marroquíes, africanos, españoles y sudamericanos.

Los vídeos de las grabaciones aportadas por los vecinos y la declaración de los testigos será determinte para identificar, localizar y encerrar a los violentos delincuentes.