El arrestado, tras ser puesto a disposición judicial, fue enviado a la cárcel por el juez de guardia. | Policía Nacional

21

El Grupo de Atracos de la Policía Nacional llevaba días tras las pista de un peligroso atracador acusado de perpetrar varios asaltos en casas habitadas de Son Cladera, Muro y Llubí. Finalmente, tras una exhaustiva investigación, los agentes lograron apresarlo justo en el momento que entraba en el poblado de Son Banya conduciendo un coche robado.

La policía ha detenido a un marroquí, de 40 años, como presunto autor de un delito de roboa con violencia en casa habitada, en Son Cladera. El ladrón, no dudó en agredir al morador de la vivienda cuando éste le sorprendió abriendo su coche y rebuscando en el interior. Los hechos sucedieron, a las 15.30 horas del lunes día 7 de junio. El dueño de la casa salió corriendo tras el sospechoso y consiguió alcanzarle en el momento que iba a trepar por la valla perimetral. en este instante, el delincuente cogió una herramienta y agredió al propietario del inmueble. La víctima sufrió lesiones y su propiedad presentaba daños de consideración.

El ladrón, en su intento de huída, dejó varios efectos que portaba. Tras realizar pesquisas policiales, comprobaron que algunos de esos efectos habían sido robados en una vivienda ubicada en Muro. El robo allí se produjo el 24 de mayo, donde el ahora detenido había accedido de madrugada a la casa mientras la moradora dormía. En aquella ocasión, se llevaron objetos valorados en unos 2.000 euros.

El rosario de denuncias aumenta. El martes, 8 de junio, un hombre denunció que le habían robado su coche. Se demostró que fue el marroquí quien se llevó el vehículo al descuido. Finalmente, fue detenido en el poblado de Son Banya.

En Llubí, el ladrón se llevó la recaudación de una gasolinera

La policía comprobó que el ladrón detenido estaba implicado en un hurto cometido el 16 de mayo en una gasolinera de Llubí. En aquella ocasión, el marroquí consiguió apoderarse del dinero de la recaudación. También se ha comprobado que el hampón robaba coches para desplazarse y perpetrar los golpes en diferentes municipios de Mallorca. Se trata de un delincuente muy peligroso al que le constan varias detenciones, algunas de ellas por delitos violentos. El juez, tras pasar a disposición judicial, lo envió a prisión.