Control policial de la Policía Local de Calvià el pasado jueves por la noche.

4

La policía se refuerza contra el incivismo. Las fuerzas y cuerpos de seguridad tendrán una importante presencia en las calles de Mallorca durante el primer fin de semana sin toque de queda después de siete meses. La Policía Local, en colaboración con la Policía Nacional y la Guardia Civil, se coordinarán durante estos días para prevenir aglomeraciones y fiestas ilegales.

Los controles serán similares a los que se hicieron este pasado verano para prevenir botellones y evitar aglomeraciones. Los agentes tendrán especial presencial en la Playa de Palma, los polígonos industriales y la zona de Punta Ballena, en Magaluf.

Además de aumentar su presencia en las calles con un mayor número de agentes desde este viernes hasta el domingo, también controlarán a través de llamadas ciudadanas para denunciar aglomeraciones.

La Policía Local de Calvià ha informado que llevará a cabo un servicio especial que se inició a este jueves con el objetivo de reforzar la presencia de agentes de seguridad en el municipio. El servicio especial trabaja para que no se produzcan situaciones de riesgo para la salud y, entre otros, evitar botellones o garantizar el uso de la mascarilla.

Por su parte, la Policía Local de Llucmajor también ha informado de que adelantarán el dispositivo especial de verano para evitar botellones como el de la pasada noche en la Playa de Palma.

La Guardia Civil de tráfico también ha informado de que se intensificarán los controles alcoholemia y seguridad vial durante todo el fin de semana.

A pesar de que durante la noche será cuando se intensifiquen los controles, también se vigilarán las aglomeraciones durante el día. En caso de que sea necesario, la policía cuenta con drones para vigilar las zonas concurridas como pueden ser las playas.