Imagen de vehículo con un impacto de bala. | R.S.

La Comandancia de la Guardia Civil ha abierto un expediente sancionador a un agente por disparar al menos en dos ocasiones a un vehículo tras un incidente de tráfico en Marratxí. Según fuentes de la investigación, el suceso se debió a una mala praxis del agente de la Benemérita y que en ningún momento su intención era descagar su arma.

El episodio tuvo lugar el pasado día 8 de mayo por la noche. Según la versión del denunciante, cuya representación legal corre a cargo de Toni Fuster y Natalia Jurado, se topó con un control de la Guardia Civil a la altura del aeródromo de Son Bonet e intentó escapar dando media vuelta.

En su coche, un Audi, viajaban cuatro personas, que escucharon un primer impacto en la parte trasera del vehículo. Agacharon la cabeza y volvió a sonar al menos un disparo más. El conductor decidió continuar la huida hasta que colisionó contra otro coche de la Benemérita. Días después denunció los hechos. Un juzgado de Palma investiga lo ocurrido.