Antoni Estelrich Calafat. | Redacción Sucesos

6

Mossén Antoni Estelrich Calafat, un veterano sacerdote de 90 años, muy querido en Mallorca, ha fallecido este martes en aguas de la playa de Son Bauló, en Can Picafort, adonde había acudido para darse un baño.

La Guardia Civil está investigando si el religioso sufrió un para cardíaco al poco tiempo de introducirse en el agua o si falleció ahogado. Según han averiguado los investigadores, el anciano se metió en el agua y se alejó unos metros de la orilla. Poco después, la corriente devolvió su cuerpo sin vida a la arena y los equipos sanitarios no pudieron hacer nada por reanimarlo.

Estelrich estuvo más de 25 años en la iglesia de Sant Domingo de Inca y diez en Lloseta. En la actualidad era sacerdote adscrito en Can Picafort, Alcúdia y Port d'Alcúdia.

Era muy conocido y apreciado, por lo que su muerte ha causado una honda conmoción.