Agentes de la Policía Nacional detuvieron al niño en la Plaza de España de Palma tras el aviso de un familiar de la víctima. | M. À. Cañellas

11

La Policía Nacional detuvo la noche del pasado jueves a un menor de 14 años, de origen magrebí, por robar el patinete a otro chico de manera violenta en Palma el día anterior. Los agentes lo arrestaron en la plaza de España después de que un familiar de la víctima lo reconociera y lo retuviera hasta la llegada de los agentes.

El joven, que había cumplido recientemente los años, constaba como fugado de un centro de menores de la Isla y la policía también le atribuye la sustracción de un teléfono de alta gama cometido días atrás.

Puñetazos

El suceso se remonta al miércoles por la noche. El preadolescente se topó con otro menor al que conocía de vista y le asaltó mientras iba en patinete eléctrico cerca de la zona de Son Gotleu. Logró arrebatárselo después de amenazarle y propinarle varios puñetazos.

Poco después consiguió su número de teléfono y le llamó. Pero sólo para avisarle de que no contara nada a nadie o lo mataría. A pesar de ello, el perjudicado explicó a su familia lo sucedido y, además, les dio indicaciones de quién fue el autor del robo.

El entorno del afectado localizó al sospechoso en redes sociales y aportaron varias fotos en la denuncia que interpusieron en la Policía Nacional. Ni 24 horas después el niño fue detenido. Un familiar de la víctima le reconoció mientras paseaba por la plaza de España de Palma. No lo dudó y lo retuvo. Antes había avisado al 091. Minutos más tarde acudió una patrulla de la policía y arrestó al chico, que figuraba como fugado de un centro de menores y ya había robado con anterioridad un móvil de alta gama.