La chica decidió denunciar estos hechos el pasado 24 de mayo, por la noche, en la comisaría de Manacor.

4

Un juzgado de Manacor ha condenado a un hombre al pago de una multa de 720 euros por llamar más de 200 veces a su expareja en los últimos cinco meses.

El acusado, de 32 años y origen ecuatoriano, se declaró culpable de un delito de coacciones en un juicio rápido y consignó 175 euros para la perjudicada. No podrá comunicarse ni acercarse a menos de 300 metros de la chica en un año y cuatro meses.

Redes sociales

La pareja mantuvo una relación sentimental, de seis meses de duración, que finalizó en noviembre de 2020. El hombre no asumió la ruptura y trató de convencer a su exnovia, de 23 años y nacionalidad brasileña, para retomar la relación. Le escribió mensajes a través de Whatsapp e Instagram y la llamó en más de 200 ocasiones en los últimos cinco meses.

La joven hizo caso omiso a los mensajes y llamadas y le dijo por escrito que dejara de molestarla. El procesado, que vive en Manacor, dejó flores y collares en el portal de la vivienda de la víctima, que reside en Porto Cristo. También pasaba regularmente con su coche por delante del domicilio de su exnovia.

En una de las múltiples llamadas, según consta en la denuncia interpuesta por la joven en la Policía Nacional, el acusado le dijo: «Ten cuidado que no se me crucen los cables de verdad».

La chica decidió denunciar estos hechos el pasado 24 de mayo, por la noche, en la comisaría de Manacor.