La Guardia Civil, junto con la Agencia Tributaria, han requisado numerosos medicamentos en el aeropuerto de Palma. | Guardia Civil

3

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han intervenido, en el aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma, numerosos medicamentos, para los que se necesita prescripción médica para su adquisición.

Según ha informado Guardia Civil este domingo en nota de prensa, agentes de la Unidad de Análisis de Riesgo (UAR), que dependen del Administrador de la Aduana de Palma en la que trabajan de manera conjunta efectivos del Instituto Armado y Vigilancia Aduanera, han intervenido en varios envíos a particulares numerosos medicamentos para los que son necesarios prescripción médica para su adquisición.

Los medicamentos interceptados en la terminal de carga de Son Sant Joan procedían de países de la zona euro, comprados a través de Internet por particulares residentes en Mallorca. Los envíos han sido retirados de las líneas de clasificación de paquetería al detectar los agentes que es necesario prescripción facultativa para adquirir estos medicamentos en la farmacia.

De acuerdo a la legislación vigente, todos aquellos medicamentos que no necesiten receta pueden comprarse libremente en toda la Unión Europea, sin embargo para los que se necesita receta no es posible la compra por un particular a través de envíos de paquetería.

La gran mayoría de 'farmacias en línea' situadas en el extranjero no son legales, ha advertido la Guardia Civil, quien ha apuntado que los medicamentos que se compran por Internet tienen, por tanto, una alta probabilidad de ser falsificaciones.