Ali Khouch, a su llegada a los juzgados de Inca. | A. Sepúlveda

8

Ali Khouch, el asesino confeso de sa Pobla, se dirigió a Son Banya a comprar droga tras cometer el doble crimen, según la investigación de la Policía Judicial que aporta nuevos datos.

Tal y como adelantó Ultima Hora los dos cadáveres aparecieron en la sala de la casa, a dos metros de distancia, ambos boca abajo. Todo indica que primero mató a su mujer y después al niño, que bajó de su cuarto, en la planta de arriba. Luego, el asesino huyó a Son Banya a comprar cocaína y al día siguiente confesó el doble crimen y se entregó.

A la investigación todavía le quedan algunos flecos, según han apuntado fuentes del juzgado. Y es posible que los agentes regresen a la casa para descartar que Ali tuviera droga escondida allí. El acusado era también alcohólico y en al menos una ocasión había intentado quitarse la vida. Fue atendido en Son Llàtzer y el hospital de Inca.

Noticias relacionadas

El criminal marroquí que en la madrugada del domingo al lunes mató a su mujer embarazada y a su hijo de siete años en el domicilio familiar de sa Pobla ingresó este pasado miércoles en la cárcel de Palma tras ser interrogado por la jueza de Inca.