Llegada del acusado a los juzgados de Inca. | A. Sepúlveda

8

Custodiado por numerosos guardias civiles, este miércoles al mediodía ha llegado a los juzgados de Inca Ali Khouch, el marroquí de 35 años que confesó el crimen de su mujer embarazada y su hijo de siete años en sa Pobla.

La Comandancia palmesana ha puesto en marcha un dispositivo especial para evitar incidentes. Aún así, ha sido recibido por multitud de personas a las puertas de los juzgados, que le han increpado al grito de «asesino, asesino».

El homicida ha pasado dos noches en los calabozos de la Benemérita y a pesar de que en un primer momento confesó por WhatsApps el doble crimen a dos familiares, después guardó silencio y se acogió a su derecho a no declarar.

Noticias relacionadas

En estos momentos, el juez de guardia le está tomando declaración y a su conclusión, casi con toda seguridad, ingresará en la cárcel de Palma.