Flores a las puertas de la vivienda donde se cometió el doble crimen. Arriba a la izquierda, el autor confeso. | Guillermo Esteban

20

Ali Khouch, el asesino confeso de su mujer embarazada y de su hijo de siete años en sa Pobla, envió un mensaje a su cuñado que está en Valencia por WhatsApp en el que le comunicaba el doble crimen: «Si quiere ver a tu hermana y tu sobrino están muertos en la casa».

La Policía Judicial cree que Warda Ouchene y su hijo fueron atacados en la madrugada del domingo al lunes, en torno a la una y media de la madrugada, que es cuando el acusado llamó muy alterado a un taxi y le pidió que lo recogiera para llevarlo a Palma: «Pagaré lo que sea».

La fallecida y el detenido son primos y naturales de Nador. Llevaban más de diez años en sa Pobla y ella apenas salía de la casa: solo para llevar al niño al colegio o para hacer la compra en el supermercado. Él se había marchado a Marruecos a vivir, pero regresó en enero presionado por su familia, que le insistía en que debía estar con su mujer y su hijo.

Ali Khouch tiene problemas con las drogas y es de carácter violento. Warda ya lo denunció por malos tratos en 2014 y se dictó una orden de protección hacia ella, que ya había expirado.

Noticias relacionadas