Agentes de la Guardia Civil en el exterior del domicilio en el que se ha cometido el doble crimen. | Alejandro Sepúlveda

22

Drama y consternación en sa Pobla tras conocerse el asesinato de una mujer, Warda Ouchene, y de su hijo de siete años. Guarda estaba embarazada de tres meses y tenía 28 años.

Fuentes próximas a la investigación, a las que ha tenido acceso Ultima Hora, han apuntado desde el primer momento a la ex pareja de la joven como principal sospechoso del doble asesinato; estaban en proceso de separación. Horas después, la Policía Nacional ha detenido al presunto asesino en Palma.

Algunos testigos habían relatado a los investigadores que la última vez que vieron al presunto asesino fue el pasado viernes. Fue cuando éste acudió al dueño de la vivienda donde residían y le solicitó la compra de unos colchones. Al obtener una respuesta negativa, se enfadó y se marchó del lugar.

La fallecida, tiempo atrás, tuvo una orden de seguimiento y protección por violencia de género, pero ya había finalizado, según fuentes de la Guardia Civil. Este programa está pensado para proteger a todas aquellas mujeres y sus hijos una vez que se interponen las correspondientes denuncias. Dicha protección se establece según el grado de riesgo que establecen los profesionales.

Todo apunta a que las víctimas llevaban un día muertas.

Noticias relacionadas

Poco después de las 17.30 horas de este lunes saltaban todas las alarmas. La Policía Local de sa Pobla fue requerida para acudir al citado inmueble, ubicado en la calle Santa Catalina Tomás número 31, donde tras saltar por un patio exterior, los agentes localizaron el cuerpo de las víctimas.

Crimen en sa Pobla

Los cadáveres presentaban signos de gran violencia. Rápidamente, agentes del Laboratorio de Criminalística y Policía Judicial se han personado en el lugar y se han hecho cargo de la investigación del suceso. También se ha comunicado las muertes a la autoridad judicial del juzgado de guardia de Inca.

Hasta el lugar del suceso se ha desplazado el alcalde de la localidad, Llorenç Gelabert, que se mostró muy afectado por lo sucedido.

Warda Ouchene es la primera mujer que muere en Baleares este año asesinada por su pareja o ex pareja y con ella son 40 las mujeres muertas en nuestra comunidad autónoma por esta causa desde el 2003, año en que se inició el recuento oficial de las muertes por violencia machista.

El Govern balear anuncia que se personará como acusación particular en este caso, ya que así lo hace en todos los casos de muerte o lesiones graves de tipo machista desde el año 2008.

Por otra parte, el Ejecutivo recuerda que las mujeres víctimas de violencia machista y su entorno pueden contactar con el servicio 24 horas del Instituto Balear de la Mujer a través del teléfono 971 17 89 89 o vía WhatsApp al 639837476. también está disponible el teléfono de atención a las víctimas 016 y, en caso de urgencia, el 112.