Un agricultor fumigando.

0

El Seprona de la Guardia Civil está realizando numerosas inspecciones en establecimientos de Baleares que comercializan productos fitosanitarios.

Las labores llevadas a cabo por los guardias han consistido en realizar acciones preventivas y de investigación dirigidas a la lucha contra la fabricación, comercio ilegal o uso irregular de medios de defensa fitosanitaria. Se comprobó que la venta de estos productos se realizó a agricultores y aplicadores profesionales.

También han comprobado que los fitosanitarios a la venta estén autorizados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, y no sean productos falsificados que pongan en riesgo a los profesionales que los manipulan.